11/11/17

El blog se ha hecho mayor, y yo también

imagen
Resulta que esta semana este blog cumplió 7 años y ha sido la primera vez que no he publicado nada para celebrarlo. Y no os voy a mentir, podría decir que no he tenido tiempo (que sería verdad, en parte), pero la realidad es que no me he acordado hasta ahora. Eso me ha hecho pensar en lo abandonado que te lo tengo, e inmediatamente he pensado en subir una entrada diciendo cómo lo echo de menos, pero sería volver a lo de siempre: escribir algo diciendo que voy a volver a este rincón para inmediatamente abandonarlo durante 6 meses más.

Ha sido entonces, cuando he vuelto a hacer click en el icono de la barra de marcadores que para mí significa hogar en estos mundos virtuales, cuando me he dado cuenta de que es la magia de este rincón: puedo volver a él cuando quiera, porque siempre será mi casa. Solo tengo que quitarle un poco el polvo, encender una luz cálida y empezar a teclear.

Ay, siete años. Madre mía. ¿Sabéis cuántas cosas han pasado en estos 7 años? Empecé y terminé la carrera, me he mudado más de cinco veces (incluso a otro país), me han roto el corazón dos veces y por fin he conocido a la persona con la que quiero estar. También me he cortado el pelo mil veces, lo he querido largo mil veces más y nunca estoy contenta con la maldita medida, aunque siempre acabo recogiéndolo en un moño, así que no sé de qué te estás quejando, Cristina, déjalo ya.

Lo que quería deciros, creo, es que Palabritas se ha hecho mayor, y yo con él. De pronto me he visto con un trabajo de verdad, viviendo sola y, básicamente, aprendiendo a ser una adulta responsable. Y dejadme que os diga que a pesar de ser una experiencia maravillosa, tendría que venir con un libro de instrucciones. 

Nadie te avisa de que tendrás que poner lavadoras a las 11 de la noche porque justo antes de irte a dormir te acuerdas de la poca ropa que te queda limpia. Tampoco te avisan de lo rápido que se acumula el polvo en los muebles, las pelusas en las esquinas y los vasos en el fregadero. Nadie te avisa, tampoco, de que quedarte mirando la nevera fijamente no va a hacer que se llene sola de cosas ricas y que no cuestan dinero.

Pero hacerse mayor me está gustando mucho, y que este rinconcito crezca conmigo... También.

25/8/17

Tras tantos cambios se me hace raro volver

imagen

Parece que siempre que vuelvo a Palabritas es porque ha habido un gran cambio en mi vida, y esta vez no es la excepción. Aunque, si os soy sincera, puede que éste sea uno de los más grandes, y es que me he mudado a vivir yo sola por primera vez. Nada de compartir piso, nada de vivir en casa de mis padres, nada de nada: solo yo, unas cuantas paredes, velas y plantas. Y lo que está por venir.

Nunca pensé que iba a tener tantos cambios en mi vida. Hasta los 15, el único gran cambio que había tenido fue mudarme de BCN a un pueblo (con todo lo que eso implica: nueva casa, nuevo colegio, nuevos amigos). Pero en cuanto llegó segundo de bachillerato, junto con muchos cambios personales que no me apetece recordar, vino el primer gran cambio: me mudé a Barcelona de nuevo, pero sin mis padres, para terminar el bachillerato. Si lo pienso bien, fue la primera decisión importante que tomé por mí misma. A partir de ahí no hice más que cambiar... Allá va: un año en Barcelona en el bachillerato nocturno + un curso viviendo en la universidad + 2 años viviendo en un piso compartido en Barcelona + medio curso en casa de mi abuela + medio curso en un piso compartido + 4 meses viviendo en Oxford + 9 meses viviendo en casa de mis padres pero trabajando en Barcelona. Y ahora, por fin, vivo sola.

Me he mareado solo de recordar todos los tumbos que he dado en los últimos 6 años, y si me pongo a pensarlo en serio la verdad es que no me arrepiento de ninguno de ellos. Ya sabéis, lo típico que se dice, "de todo se aprende", "somos las decisiones que tomamos", blablabla. Puede ser. Yo solo sé que estoy segura de que no será el último cambio, o al menos eso espero. Una le coge el gusto a esto de las nuevas experiencias, a pesar de tener que lidiar con la ansiedad que le producen los cambios.

En otro orden de cosas... Quiero volver a Palabritas, de verdad que sí, pero cada vez me cuesta más encontrar temas de los que escribir. Me apetece muchísimo, no quiero que este rinconcito se llene de polvo de nuevo, pero a veces tengo la sensación de que ya ha pasado su momento, que ya nadie se pasa por aquí, que a nadie le interesa lo que tengo que decir por escrito. ¿Pero sabéis qué? Que empecé esto para mí, y voy a seguir haciéndolo para mí.

Y ahora un brindis, por los cambios 🥂
Pin It
Design by Winter Studio © 2015.
Si te llevas algo, no olvides mencionar la fuente ♥